El porno és un negoci on pots gaudir molt, t'expliquem com

¿Cómo hacer carrera en el porno?

Ser actriz o actor porno no es sencillo. En un país como el nuestro, en el que la industria del cine para adultos no es muy potente, es difícil que te den una oportunidad, y cuando lo consigues, cuesta mucho trabajo mantenerse y seguir rodando de forma continuada.

Cómo llegar a hacer carrera en el porno

Actualmente hay unas diecisiete productoras españolas de porno en activo, y solo cuatro de ellas ruedan casi a diario y enfocadas al sector de las maduras, y demás solo suben escenas nuevas una o dos veces al mes. Además, de estas productoras solo dos ruedan películas completas, porque suelen dar pérdidas. La mayoría apuestan más bien por escenas sueltas y series con capítulos breves, que son más rápidas y baratas de rodar.

Esto hace que el número de actrices y actores porno que viven de su trabajo sea bastante reducido, y por tanto, que cueste conseguir una oportunidad. Sin embargo, si tenemos claro que nos gustaría formar parte de ese mundo, merece la pena intentarlo. Al fin y al cabo, ganaremos dinero por hacer algo que nos gusta y hay pocas profesiones en las que el trabajo produzca tanto placer.

Con el objetivo de echar una mano a los jóvenes que empezaban en la industria del cine para adultos, Nina Hartley -la actriz más veterana de la industria del porno-, decidió escribir una serie de consejos sobre cómo hacer carrera dentro de este mundo. Aquí hemos seleccionado algunos de los más importantes para que les eches un vistazo si están pensando dedicarte a ello. Estamos seguros de que funcionan, al fin y al cabo Nina lleva treinta años de carrera tanto delante como detrás de las cámaras y conoce todos los entresijos de la industria.

  1. Hazlo porque te guste. Si quieres dedicarte al mundo del porno, tiene que gustarte mucho tener sexo. Cuando se hace solo por dinero simplemente no funciona, porque la cámara acaba notando que no estás a gusto. Además, a medio plazo puede hacer que te sientas mal y en el claro ejemplo de videos de maduras tengas problemas personales y emocionales. a los actores y actrices que les va bien en la industria del cine para adultos, tanto económica como emocionalmente, son aquellos que disfrutan teniendo sexo y que no se sienten mal por hacerlo. Si además puedes ganar dinero con ello, mucho mejor.
  2. Delante de la cámara haz solo aquello que harías también en casa por diversión. Los aficionados al porno maduras quieren ver a actrices que se lo pasan bien y no fingen, así que delante de la cámara haz solo aquello que te divierta. Por mucho dinero que te ofrezcan por una práctica que no te gusta, no importa perderlo, porque al final no vas a disfrutar y no va a funcionar.
  3. Intenta controlar el material en el que apareces. Ser dueña de tu propio trabajo es importante, porque la película continúa generando beneficios mucho tiempo después de haberla rodado. Esto no es sencillo parea alguien que acaba de empezar, pero hay que intentar quedarse con los derechos siempre que se pueda. además, así serás tú el que decidas dónde quieres que aparezca tu imagen y dónde no.
  4. Cuida tu salud. Hazte todas las pruebas de ETS que te exijan y mira las pruebas de tus compañeros para asegurarte de que están sanos. No trabajes con alguien que tiene heridas en los genitales, ya que podrían ocasionarte problemas. Además de la salud física, cuida también la emocional y la mental. Si crees que el trabajo te está afectando, consulta con un profesional especializado en trabajadores del sexo, en concreto con un sexólogo que tenga experiencia en este ámbito.
  5. Aprovecha las redes sociales. Las redes sociales permiten que los actores y actrices interactúen directamente con los aficionados, para eso muchas veces se requiere que las maduras españolas sean comprensivas con sus fans y eso siempre es atractivo si quieres lanzar tus propios proyectos o promocionar tus trabajos. Facebook suele ser más restrictivo con contenidos algo subidos de tono, pero una cuenta en Twitter puede ser muy útil.
  6. Ten tu propia vida. Es necesario separar el trabajo de la vida personal. Aunque sea divertido, el sexo que tienes en el trabajo es trabajo, y la vida personal es otra cosa. Aprender a separarlos te ayudará a tener un mejor equilibrio personal, ya que tendrás tiempo y espacio para ser tú mismo.